19 may. 2008

INDEK unitario, el fin del federalismo


El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) no publicará más en índice de precios al consumidor (IPC) nacional, que incluía información provista por siete provincias, entre ellas algunas que calculan una inflación tres veces superior a la que admite el Gobierno en forma oficial.
La medida del cuestionado organismo estatal,no sorprendió a nadie en este país donde lo imposible reina y fue anunciada por Ana María Edwin, titular del ente, que ahora se manejará solamente con las cifras sobre la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.
Más allá del mes en que la medida se pondrá en marcha, lo sospechoso de la cuestión es el porqué el Indec deja de medir en varios lugares donde en los últimos meses la inflación que registaba el organismo distaba mucho de la realidad de las góndolas.
Por ejemplo, a marzo pasado (último dato oficial) en San Luis la inflación acumulada de 12 meses dio 28,4%. En tanto, en Capital fue de apenas 8,6%. Esto representa una brecha de más de 3 veces.
Lo grave es que el IPC Nacional, no se hizo para informarle a la población cuanto han subido los precios (a una ama de casa nadie puede mentirle que la inflación es de un dígito) , sino que es una herramienta estatal utilizada para frenar escaladas inflacionarias y para solucionar los problemas del interior, que no son los mismos que los de la Capital del país.
Ahora la historia es muy simple el gobierno no mide índices del interior por una cuestión más que clara: "Desde mayo sólo importan los problemas del distrito electoral más grande del país", no se van a solucionar los asuntos del interior.
La razón es fácil de inferir, durante el conflicto del campo las encuestas arrojaron resultados escalofriantes para el poder K, sobre todo en el interior de la patria; ahora intentaran asegurarse los votos de la Capital nacional de cara a las elecciones del 2009, porque saben que el interior es un campo de batalla perdido.
Lo que nos demuestra que aquello que temiamos hace siglos es verdad, las provincias ue no responden al poder unitario nacional se cagan de hambre . Despues de la avenida Gral. Paz sólo somos números electorales, no personas que sufren, tienen hijos, padres, laburos que mantener etc. Se olvidan que fuimos nosotros los que libramos las batallas de la gran gesta patriotica independentista y ahora junto a los hombres del campo les demostramos que aún tenemos las fuerzas para pelear una última batalla por la patria federal que parieron nuestros suelos provincianos y que soñaron nuestros abuelos. Ilia

1 comentario:

Lina Masaki dijo...

Ya lo decía algún humorista ingenioso:
PERIODISTA: ¿Señora Kristina, qué se siente ser presidenta a su edad?
KRISTINA: ¿A mi edad? Bueno, digamos que a los 35 la cosa no es muy fácil...
PERIODISTA: ¡¿35?!
KRISTINA: Bueno, es que ahora la edad me la mide el INDEK...