9 feb. 2008

Volvió el menemismo, de la mano de Cristina


Otra que aviones que se remontan a la estratosfera, esta nueva historia de los trenes balas. Un proyecto que le sacó la careta a la Presidenta. Claro, una iniciativa así sólo es accesible para persona con un importante poder adquisivo. ¡Pero cómo me atrevo a criticar tamaña obra de progreso para los argentinos! seguro que yo fui uno de los gorilas apatridas y antiprogresistas que fustigó al proyecto de Puerto Madero. ¡¡¡¡SI!!!! a mucha honra yo critiqué Puerto Madero porque era un proyecto exclusionista hecho sólo para gente rica. Donde quedo la promesa de profundizar el proyecto nacional y popular, será tal vez, que el pueblo que pretende la reina Cristina es que que compra Buiton y come en lujosos restaurantes. Yo, a diferencia del resto de los “reaccionarios” como a la presidenta le gusta decirle a los opositores, si creo que el tren bala sea posible, también creo que durante un buen tiempo juan pueblo no pisará sus trenes de alta velocidad y seguirá viajando colgado de los trenes sub urbanos de las empresas porteñas que nadie controla. El destino del pobre esta en el colectivo maltrecho y en la inseguridad de las calles, está en aceptar la realidad del Indec con la cabeza y la realidad del bolsillo con el sudor de cada día, se acabo el otoño K ahora viene un invierno menemista de la mano de Cristina, que seguro tiene un elegante tapado para capear el frío.

1 comentario:

Anónimo dijo...

A mí me gustaría tener algo así, pero en La Banda de River of the Salí (en inglés a la monada le suena más bonito). De paso el ruso le pasa la escoba a la perrada que vive a márgenes del río, y Tucumán por fin se transforme en una provincia pro...lejos de Sherba Buena, que sería nuestro Palermo infestado de personajes que añoran aparecer en los suplementos de sociedad (cómo si eso les diera la misma altura de los odiosos que aparecen en caras y gente...)