18 mar. 2008

Periodismo de periodistas

En el blog de Peter (Ajá, pedronoli.blogspot.com) se armó una polémica por la actuación de algunos periodistas durante la golpiza criminal y facista de la policía a los manifestantes y a algunos trabajadores de prensa durante la protesta por el aumento del cospel. Che, a los que critícan, primero no es indispensable ser opositor para ser periodista, segundo un poco de seridad al criticar a los pares. Hay algunos que hace un tiempo se desviaron de la senda, pero estoy más que seguro que han de volver, porque saben bien que “El que abandona no tiene premio”, porque son buenos tipos y porque estoy seguro que querrían hacer algo mejor. Si vamos a criticar, no se olviden que hay quienes se dicen periodistas y dejaron su laburo para hacerse gremialistas y cagarse de risa de los que nos rompemos el culo (cuando no nos lo rompe la policía) por la verdad, hay otros que salían con su cámara y su anotador a buscar al realidad y hoy son funcionarios y nos bajan el dedo cuando criticamos a sus jefes, y por último están los peores lo que sonríen ante las cámaras, los que hablan toda la mañana y no dicen nada, esos que se cagan en los valores y principios que sostenemos a diario. Ustedes que saben bien quienes son, no se olviden que ese rinconcito cálido en el que se cobijan hoy, mañana será un lugar obscuro y lleno de nada, sólo en ese momento comprenderan que la mentira tiene patas cortas pero cuando te patea el orto el dolor no se va más.

2 comentarios:

Sebastián Nadal dijo...

Estoy de acuerdo con algunas cosas, con otras no tanto. Es verdad, en el debate se pegó duro a periodistas que no pueden hacer más de lo que hicieron, por el medio en el que trabajan. Pero muchos aprovecharon una cierta veta de libertad que encontraron en un medio, y su visión de lo sucedido fue la misma. De todas formas, queda ya en la forma de pensar de cada uno.
Por otro lado, como dijo Verbitsky, "el periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa". Y eso, mi amigo, en cierta forma es ser opositor. Un abrazo

Diego Nofal dijo...

No tengo por costumbre, halagar a los que hacen bien su trabajo porque esa es su obligación, por eso evito siempre criticar tan duro al los que lo hacen mal, pero (muy a mi pesar) debo admitir lo atinado de tu comentario